La Fiscalía de Sevilla ha solicitado 20 años de cárcel para dos jóvenes acusados de asesinar a una persona sin hogar en la localidad de Utrera, el 17 de junio de 2013. Según informaciones publicadas por Europa Press, los presuntos autores del crimen golpearon a M.M.C., de 49 años de edad, ocasionándole importantes lesiones y contusiones, que finalmente motivaron su fallecimiento.

El Ministerio Fiscal señala en su escrito de acusación que los agresores actuaron “alimentados por el desprecio que el indigente (sic) les generaba” y que de forma previa al asesinato, habían acudido en otras ocasiones al lugar donde dormía la víctima “con el propósito de mofarse y reírse” del mismo.

Ante estos hechos, el Observatorio Hatento manifiesta:

  • Que ambos indicios son una muestra evidente de la intolerancia y menosprecio que los acusados mantenían hacia la víctima, constituyendo un claro ejemplo de los delitos de odio motivados por la aporofobia, que viene dada por los prejuicios y el odio hacia las personas en situación de sin hogar o grave exclusión social.
  • Mientras que en los casos de delitos de odio motivados por otros factores de discriminación, se aplica el artículo 22.4 del Código Penal -por el que se agrava la pena impuesta-, en el caso de los crímenes de odio contra las personas por su situación socioeconómica, como es el caso de las personas sin hogar, no cabe la aplicación del mismo. Nuestro Código Penal no considera que el sinhogarismo o la situación socioeconómica de las víctimas sea una característica que sitúe a las personas en una situación de especial vulnerabilidad frente a los delitos. Sin duda alguna, esta situación supone un obstáculo en la persecución de los delitos de odio por aporofobia.
  • Consideramos, por tanto, que es urgente e imprescindible que el Código Penal reconozca la especial vulnerabilidad que las personas sin hogar tienen frente a delitos basados en la intolerancia y los prejuicios, recogiendo la situación socioeconómica de pobreza y exclusión como una característica a proteger. Los delitos motivados por la aporofobia deben ser perseguidos y castigados.
  • Valoramos positivamente la decisión del Ministerio Fiscal de pedir la pena máxima permitida en caso de asesinato, teniendo en cuenta las características de la agresión cometida. Sin embargo, no se trata sólo de maximizar la pena de cárcel, sino de que haya un interés en reconocer la especial situación de vulnerabilidad que sufría la víctima y la intencionalidad de los agresores de someter a la persona a un trato humillante que menoscabe su dignidad.

 

Para más información o gestión de entrevistas, contactar con:

Gema Castilla · Móvil: 669 969 470 · E-mail: comunicacion@hatento.org · #HATEnto

 

¿QUÉ ES EL OBSERVATORIO HATENTO?

Hatento, el Observatorio de los delitos de odio contra personas sin hogar es una iniciativa centrada en detectar y analizar los delitos de odio y situaciones de violencia que sufren las personas sin hogar en España. RAIS Fundación, junto con APDHE, ASSÍS Centre d´Acollida, la Asociación Bokatas, la Asociación RAIS Euskadi, UNIJEPOL y la Asociación Zubietxe.

Los delitos de odio contra las personas en situación de grave exclusión social son una vulneración flagrante de los derechos humanos y supone uno de los mayores atentados contra la dignidad de las personas. Ser víctima de un delito de odio implica ser despojado de nuestra identidad como ciudadano o ciudadana, ya bastante mermada por la violencia que implica el propio fenómeno del sinhogarismo. Despojarnos de los prejuicios contra las personas sin hogar, acercarnos a su realidad, apoyar a las organizaciones que estamos trabajando en la defensa de sus derechos y denunciar cualquier tipo de agresión contra las personas sin hogar de la que seamos testigos, son las formas en las que el conjunto de la sociedad puede implicarse.