En Málaga un hombre sin hogar de 51 años ha sido víctima de un robo de su pierna ortopédica

El Observatorio Hatento ha tenido constancia a través de los medios de comunicación que una persona sin hogar ha sufrido un robo mientras pernoctaba en los bajos de una biblioteca de la capital malagueña. La víctima ha denunciado los hechos a la Policia Nacional y pide la colaboración ciudadana para localizar su prótesis.

Ante estos hechos, el Observatorio Hatento manifiesta:

• Nuestra más enérgica condena de los hechos acontecidos.

• Recordamos que el 47% de las personas sin hogar afirman haber sufrido, al menos, un incidente o delito de odio. Asimismo, recordamos que dos de cada tres de las experiencias analizadas fueron presenciadas por otras personas y en un 68,4% de estos casos los testigos no hicieron nada.

• Seis de cada diez incidentes o delitos de odio analizados se producen durante la noche o la madrugada, cuando el nivel de desprotección y vulnerabilidad de las personas sin hogar es mayor. Durante estas horas, la afluencia de gente en las calles es menor y un acto tan cotidiano como es dormir, se convierte entre las personas sin hogar en un comportamiento de riesgo.

 

• Consideramos que es urgente e imprescindible que el Código Penal reconozca la especial vulnerabilidad que las personas sin hogar tienen frente a delitos basados en la intolerancia y los prejuicios, recogiendo la situación socioeconómica de pobreza y exclusión como una característica a proteger. Los delitos motivados por la aporofobia deben ser perseguidos y castigados.

• A pesar de su cercanía física, la realidad de las personas sin hogar sigue siendo una de las más desconocidas, lo que facilita que se perpetúe el estigma, los mitos y los prejuicios que han acompañado la imagen que tenemos de estas persona y que es ocasiones pase como desapercibida la gravedad de las agresiones que sufren.

• Es fundamental no olvidar que el derecho a la vivienda se relaciona directamente con la calidad de vida, la seguridad y la salud de las personas, de forma que interacciona con los demás derechos fundamentales. Una sociedad democrática no puede permitirse abandonar más allá de los márgenes a parte de su ciudadanía.

Para más información o gestión de entrevistas, contactar con: comunicacion@hatento.org · #HATEnto