Imagen de una calle con coche

El pasado fin de semana conocimos a través de los medidos de comunicación que una persona sin hogar fue atacada mientras dormía en un cajero automático en Vigo. Según recoge La Voz de Galicia, “al parecer un hombre entró en el cajero en el que ella dormía y sin motivo aparente empezó a propinarle patadas en el cuerpo y en la cara”. El mismo medio señala que la mujer, de avanzada edad, ha sido víctima de más agresiones de este tipo en otras ocasiones. En estos momentos, la Policía Local de la ciudad trata de encontrar al agresor o agresores gracias a las grabaciones de la sucursal bancaria.  

Desde el Observatorio HATEnto, queremos mostrar nuestra enérgica indignación y condena y solicitar que la investigación en proceso tenga en consideración la motivación subyacente a la agresión cometida. En la información se señala que la agresión se llevó a cabo “sin motivo aparente”. En este sentido, queremos destacar que uno de los indicadores clave para poder identificar el odio como motivante de una agresión es que esta haya tenido lugar sin ningún motivo aparente. El hecho de vivir en la calle supone una amenaza real para la vida y la seguridad de las personas sin hogar. En el caso de las mujeres sin hogar, está amenaza es todavía mayor, el 60% de ellas sido víctima de un delito de odio. 

Reforma del Código Penal

Los delitos de odio motivados por la aporofobia representan una realidad social que persiste en nuestra sociedad de forma preocupante. Por ello, reclamamos de forma urgente que el Código Penal reconozca la vulnerabilidad de las personas sin hogar ante delitos motivados por los prejuicios y la intolerancia. Es necesario que se recoja la situación socioeconómica de pobreza y exclusión como una característica a proteger.  

Por último, queremos recordar que el derecho a una vivienda se relaciona de forma directa con la calidad de vida y la seguridad de las personas. Una sociedad democrática no puede permitir que las personas sin hogar vean vulnerados sus derechos de forma sistemática.