Desde el Observatorio HATEnto, liderado por HOGAR SÍ, queremos mostrar nuestra repulsa y enérgica condena ante la agresión a una persona en situación de sinhogarismo sucedida en Barcelona. Según hemos podido conocer a través de los medios de comunicación, tres personas con estética neonazi han intentado quemar a una persona en situación de sinhogarismo que dormía en la puerta de un local de la ciudad. Al parecer, los tres jóvenes estaban rociando con gasolina a la víctima hasta que han huido después de que el guardia de seguridad del local se acercase al lugar de los hechos.

Según ha informado Marc Serra, Regidor de Drets de Ciutadania i Participació de Barcelona, los cuerpos policiales ya han iniciado una investigación y están haciendo labores de identificación de los autores de la agresión. Desde HOGAR SÍ nos hemos puesto en contacto con el Fiscal de Delitos de Odio de Barcelona para mostrar nuestra preocupación por estos hechos y solicitar su implicación en la investigación.

Vivir en la calle es una amenaza para la vida y la seguridad

Desde HOGAR SÍ exigimos a los partidos políticos que se posicionen claramente por la solución al sinhogarismo. Que apuesten de forma decidida por erradicar este problema, ya que es la Generalitat de Cataluña quien tiene las competencias en materia de vivienda y servicios sociales. La mejor garantía de que una persona no se exponga a morir quemada por vivir en la calle es que disponga de un hogar.

Estar en situación de sinhogarismo supone una amenaza para la seguridad y la integridad física y moral. Según datos del Observatorio HATEnto, el 47% de las personas sin hogar afirman haber sufrido, al menos, un incidente o delito de odio y casi un 25% han sufrido agresiones de carácter físico basadas en la intolerancia y el desprecio hacia su situación de exclusión.

Aporofobia en el Código Penal

Reclamamos que el Código Penal reconozca la especial vulnerabilidad que las personas en situación de sinhogarismo tienen frente a delitos basados en la intolerancia y los prejuicios, recogiendo la situación socioeconómica de pobreza y exclusión como una característica a proteger. Es necesaria una reforma del Código Penal que incluya en su artículo 22.4 la aporofobia como circunstancia agravante de la responsabilidad penal, así como en el artículo 515.4 que declara ilícitas determinadas asociaciones cuando incitan al odio hacia determinadas características protegidas.